MÉXICO Y EL COMPLEJO 2019: SU RELACIÓN CON ASIA PACÍFICO Raquel León de la Rosa | @RaquelLR

MÉXICO Y SU RELACIÓN CON ASIA PACÍFICO: EL COMPLEJO 2019

Por: Raquel León de la Rosa | @RaquelLR

Profesora- investigadora Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

20 de febrero de 2019

El 2019 ha iniciado con temas clave dentro de la política internacional. A nivel económico, el impacto global de la llamada “guerra comercial” entre Estados Unidos y China y sus consecuencias en la actividad comercial a través de barreras arancelarias y no arancelarias, su impacto en los precios de commodities estratégicos y, al mismo tiempo, sus repercusiones en el sector financiero son los principales temas. En lo que respecta a aspectos políticos, 2018 y 2019 han sido años electorales en varios países de América Latina. A nivel regional, los casos más representativos fueron Brasil y México, ya que su condición como las economías más importantes de América Latina, estas elecciones fueron decisivas hacia una reconfiguración ideológica y política.

Es así como a partir de esta incertidumbre y complejidad a nivel global, se presenta este artículo para identificar los principales desafíos de México, desde una perspectiva internacional y, en específico, en la región de Asia Pacífico frente al 2019. Desde un enfoque constructivista, México es un país que históricamente ha generado una imagen a nivel internacional a partir de elementos identitarios, como su vínculo fronterizo con Estados Unidos, su capacidad económica que lo ha posicionado como una potencia regional y la promoción de valores como la cooperación y el multilateralismo. Este conjunto de elementos ha determinado la construcción de una imagen a nivel internacional, que le ha permitido estar dentro de organizaciones y foros internacionales, e incluso ser considerada una economía emergente.

Como se menciona, México es uno de los países que tuvieron elecciones en 2018, situación que sentó un precedente en su historia ante la llegada al poder de un partido político considerado como izquierda. Ante esto, es eminente un cambio dentro de la política pública de México que impactará a las instituciones gubernamentales del país.  Rescatando una visión simplista de que la política exterior y la política comercial parten de la política pública, existe una reestructuración de estos dos tipos de política dentro del posicionamiento internacional de México. En este caso, ante la forma en cómo México ha construido su imagen a nivel internacional, son estas dos políticas vitales y, por lo mismo, se ha creado una especulación sobre los posibles cambios que puedan sufrir.

Sobre la idea de la diversificación, es importante recalcar que los principales cinco socios comerciales de México: Estados Unidos 79.9%, Canadá 2.7%, China 1.6%, Alemania 1.6% y Japón 0.9% a la exportación, y Estados Unidos 46.4%, China 17.7%, Japón 4.3%, Alemania 3.9% y Corea del Sur 3.7%

Estrategias de PEX Mexicana

Dentro de su historia reciente, los factores internos no habían sido un aspecto tan importante hacia la determinación de su imagen al exterior, pues desde una visión sistémica, los inputs generalmente han sido exógenos, es decir, la imagen se ha construido con un mayor peso del contexto internacional. Por lo tanto, en este aspecto se vislumbra el primer desafío, para determinar cómo serán la política exterior y la política comercial, vistas como outputs; pues ahora se retroalimentan del cambio estructural interno y del contexto internacional. Cabe mencionar que, dentro de la imagen internacional, existe algo llamado marca-país, identidad que es generada por elementos técnico-económicos (condiciones de crecimiento económico), políticos (participación dentro de la política internacional) y culturales (creación de identidad cultural).

Pese al escaso periodo desarrollado por el gobierno actual, es en este aspecto en el que se han hecho los primeros cambios ante la desaparición de dos herramientas de construcción de marca-país: PROMEXICO y el Consejo de Promoción Turística de México, ambas con importante presencia a nivel internacional, pero no necesariamente funcionales en el caso de PROMEXICO. Sin lugar a duda, estos dos cambios generan un impacto en la manera en cómo México es percibido por inversionistas y el turismo, ya que el año 2018 resultó un año complejo ante la caída de inversiones hacia el tercer trimestre con sólo 4.1 millones de dólares (BANXICO, 2018), y la importancia que tiene en la economía mexicana la IED y su vinculación directa e indirecta con otros sectores y, en específico, con las PYMES. 

Uno de los elementos que ha generado impacto en el posicionamiento se construye a través del multilateralismo y los acuerdos comerciales. El año 2019 se inicia con la entrada en vigor del acuerdo número 13, que es el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CTPP) y con el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC); a pesar que, desde el discurso, se continúa promoviendo la idea de que este nuevo acuerdo comercial traerá el acceso a nuevos mercados. Sobre la idea de la diversificación, es importante recalcar que los principales cinco socios comerciales de México: Estados Unidos 79.9%, Canadá 2.7%, China 1.6%, Alemania 1.6% y Japón 0.9% a la exportación, y Estados Unidos 46.4%, China 17.7%, Japón 4.3%, Alemania 3.9% y Corea del Sur 3.7% a la importación (COMTRADE, 2018; CIA, 2018; The Observatory of Economic Complexity; 2018).

Ante esto, cabe mencionar dos aspectos: el primero, la importancia que todavía tiene el TMEC como eje del comercio exterior mexicano y de las inversiones que recibe el país y el segundo, el escenario de competencia que plantea el CTPP, pues si bien encontramos nuevas formas en las cuales se puede potencializar la relación con el primer socio asiático a la inversión, que es Japón, encontramos economías como las del sureste asiático que desde hace un par de años han comenzado a ser competitivas en el sector manufacturero ante la relocalización de las cadenas regionales productivas vinculadas con China, este es el caso de Vietnam y Malasia. Siendo estos países con los que tenemos una relación de impacto mínimo, pues los seis nuevos mercados (Vietnam, Malasia, Australia, Nueva Zelanda, Singapur y Brunei Darussalam) representan el 1.69% a la exportación y 2.33% a la importación, siendo Vietnam el caso más representativo a la exportación con 1.09% y, respectivamente, Malasia a la importación con 1.8% (COMTRADE, 2018).

Primeros acercamientos a China y Rusia

También es importante mencionar los acercamientos que han existido con países como China y Rusia, pues después de las elecciones comenzaron las reuniones entre las embajadas de estos países con el gabinete de López Obrador. En ambos casos, el acercamiento implica intereses geoeconómicos para ambos; sin embargo, de incrementarse el interés podría encontrar una limitante ante el TMEC, ya que, de ratificarse sin ningún cambio, el capítulo 32 podría en duda la posibilidad de celebrar un acuerdo de libre comercio. No obstante, pese a esto para el caso chino esta alternancia significa una posibilidad de mayor presencia china en México, a través de inversión e infraestructura, punto que con administraciones pasadas no se había podido concretar.

En pocas palabras, la vulnerabilidad de México se incrementa ante la incertidumbre en la escena internacional: las posibles afecciones en commodities a causa del tema Venezuela y la “guerra comercial”, el futuro del Brexit, la desaceleración económica en Alemania y China, entre otros; son elementos que complican el panorama mexicano ante la posibilidad de una nueva crisis económica. No obstante, no hay que dejar de lado el factor reestructuración de la política pública y los mecanismos para que México pueda dinamizar sus relaciones internacionales. En este aspecto, como se menciona, el panorama no es alentador, ya que existe un evidente cambio en la política exterior mexicana y se reafirma con la casi nula presencia de México en los foros internacionales más recientes.

En conclusión, la capacidad de agencia frente a los desafíos será lo que redefina la imagen a nivel internacional, es decir, si mantiene su lugar o no dentro del sistema internacional. Situación que al mismo tiempo permitirá determinar sí la “cuarta transformación” es progresista o limitante ante la compleja realidad del siglo XXI. Por lo tanto, con respecto a Asia Pacífico, el panorama se limita a las ventajas que puedan dar los acuerdos comerciales a la inversión, ya que, con respecto a la internacionalización de la PYME mexicana, es un punto todavía indefinido en términos de promoción y apoyo gubernamental. Así, socios como Japón, China y Corea del Sur serán quienes permanezcan como principales socios al comercio y la inversión.


Referencias

AMLO (2018) AMLO se reúne con cuerpo diplomático de países de Asia y Pacífico. Disponible en: https://bit.ly/2N5Sc0j

Banixco (2018) México Investment Map Disponible en: https://bit.ly/2SLTbGy

Comtrade (2018) UN Comtrade database. Disponible en: https://bit.ly/2jL1FIk

Mexican Website (2014) Tourism unites Mexico and Asia, Disponible en: https://bit.ly/2NeU2cN

The Observatory of Economic Complexity (2018), International trade date data. Disponible en: https://bit.ly/1LBbkJ9