Las diferentes conmemoraciones del movimiento chino del Cuatro de Mayo

Fabricio Fonseca

13 de julio de 2019

Las diferentes conmemoraciones del movimiento chino del Cuatro de Mayo

En medio de las protestas contra la llamada ley de extradición a China en la ciudad de Hong Kong, lideradas principalmente por estudiantes, el aniversario de otra histórica movilización estudiantil pasó casi inadvertido por los medios internacionales. A diferencia del trigésimo aniversario de las protestas en la Plaza de Tiananmen, que fue recordado en varios periódicos y portales electrónicos fuera de China continental, existe otro movimiento estudiantil cuya huella histórica es todavía más profunda. El pasado 4 de mayo se cumplió el primer centenario del movimiento que marcó un parteaguas en la historia sociopolítica moderna de China. La generación de intelectuales jóvenes que lideró el llamado Movimiento del Cuatro de Mayo dejó una profunda huella en los cambios ocurridos en el gigante asiático durante el siglo XX. Es por ello, importante recordar los sucesos y consecuencias que tuvo dicho movimiento.

Las causas que condujeron al movimiento

Después de ochenta años de iniciada la Primera Guerra del Opio (1839-1842), que dio pie a lo que la historiografía oficial china llama “el siglo de las humillaciones”, surgieron en China distintos llamados a encontrar una ruta para alcanzar el desarrollo del país. La Revolución de 1911 y la creación de la República de China también se enmarcaron en esa búsqueda. Al término de la Primera Guerra Mundial, el gobierno chino envió una delegación a las negociaciones de paz en Versalles para representar sus intereses. El tratado resultante no reflejó los deseos chinos, y en cambio, reconoció el control de distintos territorios chinos, antes en manos alemanas, por parte del gobierno japonés. La continua incapacidad del debilitado gobierno central chino por velar por el interés nacional, una vez empezado el periodo que se conoce como de los señores de la guerra, desató una serie de protestas estudiantiles nunca vistas en la historia del país (Fenby, 2013: 142).

Lo que inició como una manifestación en contra de las ambiciones del gobierno japonés sobre el territorio chino se transformó en un movimiento sociopolítico que buscó llevar a cabo un verdadero cambio institucional desde la base. Con un profundo rechazo hacia las raíces confucianas, entendidas como el incuestionable respeto a las jerarquías sociales representadas por las cinco relaciones, y por tanto la sumisión al gobierno, los líderes del movimiento estudiantil hicieron un llamado para romper con la tradición y promover una opción radical con el fin de modernizar las instituciones del país y lograr un nuevo tipo de sociedad, más democrática y centrada en el bienestar del pueblo (Furth, 1983).

Inspirados por las ideas de la filosofía analítica de Bertrand Russell y la filosofía del pragmatismo de John Dewey, los académicos y estudiantes chinos propusieron una serie de cambios importantes en varios aspectos de la sociedad. Los escritos de Hu Shih (Hu Shi) fueron determinantes para promover un abandono del chino clásico en la escritura y adoptar el uso de formas vernáculas para la elaboración de textos y la enseñanza en las escuelas. Chen Duxiu, futuro fundador del Partido Comunista Chino fue más allá, escribiendo un ensayo donde los protagonistas “Señor Sai” y “Señor De” (en clara alusión a ‘science’ o ciencia, y ‘democracy’ o democracia, respectivamente) eran los únicos capaces de salvar el país, al considerarlos como los héroes del llamado Movimiento Nueva Cultura. Otros importantes escritores como Lu Xun y Cai Yuanpei también contribuyeron con escritos para la revista Nueva Juventud y otras publicaciones importantes organizadas por los líderes del movimiento (Mitter, 2005: 3-10).

Aunque inicialmente los líderes de la clase política prestaron atención a los llamados del movimiento, eventualmente tomaron distancia de este. Sun Yat-sen (Sun Zhongshan) se mostró más preocupado por consolidar el Kuomintang (Guomindang) y su base de poder en el sur del país, por lo que se mantuvo alejado del movimiento. De igual manera, Chiang Kai-shek (Jiang Jieshe), después de haber asumido el control del KMT y haber unificado el mando del país con la Expedición hacia el Norte, en 1927, dejó de lado las proclamas del movimiento por considerarlas cercanas al comunismo. Los años de la República en Nanjing (1927-1937) y el programa gubernamental de la Nueva Sociedad estuvieron marcados por los llamados a rescatar los valores tradicionales del confucianismo, combinados con una moralidad inspirada en el cristianismo.

Los años de la República en Nanjing (1927-1937) y el programa gubernamental de la Nueva Sociedad estuvieron marcados por los llamados a rescatar los valores tradicionales del confucianismo, combinados con una moralidad inspirada en el cristianismo.

De igual forma, muchos de los líderes del movimiento terminaron por ser críticos del partido comunista bajo Mao Zedong, por lo que algunos rompieron o fueron expulsados del mismo, como Chen Duxiu. Otros, como Hu Shih, acompañaron al KMT en su retirada a la isla de Formosa. No obstante, el Movimiento del Cuatro de Mayo siguió sirviendo como inspiración para los políticos chinos en diferentes periodos de la historia contemporánea. Muchos de los promotores de la Revolución Cultural lo usaron como referente para llamar a los guardias rojos a romper con la obediencia hacia padres y maestros; y setenta años después de las protestas originales, en 1989, profesores y líderes estudiantiles de todo el país también lo usaron como una inspiración para sus demandas de mayor apertura política, antes de escalar sus posiciones hasta un punto inaceptable para el liderazgo político en Beijing, lo que derivó en un trágico desenlace (Huang, 2019).

El primer centenario del movimiento

La complicada relación con ciertas ideas del movimiento y las historias de algunos de sus protagonistas hacen impensable una conmemoración oficial exhaustiva. En el mes previo al primer centenario, el gobierno chino hizo una serie de llamados en los medios de comunicación para estudiar más acerca del movimiento. Instituciones educativas de todos los niveles realizaron actividades conmemorativas, y el 4 de mayo de 2019 se llevó a cabo una ceremonia en el Gran Palacio del Pueblo, con la presencia del Presidente Xi Jinping. Enmarcada en un periodo de tensiones con Estados Unidos, por la reciente imposición de mayores aranceles y de sanciones a la compañía china Huawei, el gobierno chino enfatizó el aspecto patriótico y nacionalista del Movimiento del Cuatro de Mayo. De la misma forma, al igual que gobiernos anteriores, se hizo énfasis en la relación del movimiento con la eventual consolidación de la ideología comunista en el país.

No obstante, el gobierno se mantuvo alerta sobre cualquier mención a otros aspectos del movimiento, incluido los llamados a la democracia, las críticas al confucianismo, o la inspiración que ofreció a los estudiantes que se manifestaron siete décadas después. La diferencia en el grado de importancia para el liderazgo político quedará más clara dentro de dos años. En 2021 se cumplirá el primer centenario de la fundación del PCCh, por lo que es posible esperar celebraciones extraordinarias y constantes campañas en los medios, que contrastarán significativamente con las del 4 de mayo del presente año (Zou, 2019).

Por otro lado, la ausencia de menciones en China continental sobre la importancia del Movimiento del Cuatro de Mayo para la consolidación de la democracia en esta parte del mundo contrasta con las declaraciones hechas al otro lado del Estrecho de Taiwán. Por su actual situación política, en esta isla, cuyo marco constitucional sigue siendo el de la República de China fundada originalmente en la parte continental el año de 1912, tampoco se observaron grandes celebraciones por el aniversario del Movimiento del Cuatro de Mayo. Puede también sugerirse que, de haber estado en el poder, un gobierno bajo el KMT hubiera llevado a cabo actos conmemorativos oficiales.  Sin embargo, las alusiones que hicieron políticos y académicos taiwaneses acerca del primer centenario del movimiento giraron en torno a su llamado a la democracia.

Manifestaciones desde Taiwán

Personajes políticos de alto perfil de los dos mayores partidos en Taiwán emitieron sus opiniones acerca del primer centenario de este movimiento estudiantil. El Primer Ministro (o jefe de gabinete), William Lai (Lai Qingde), expresó la importancia del Movimiento del Cuatro de Mayo y sus intelectuales para la democratización de Taiwán, en una visita al Salón Conmemorativo de Hu Shih compartida en sus redes sociales. El énfasis de Lai sobre los aspectos de la ciencia y la democracia fueron vistos como una crítica sobre la forma en que el gobierno chino buscó conmemorar este aniversario.

Igualmente, el ministro quiso remarcar que el énfasis del movimiento original sobre la libertad y la democracia puede servir de inspiración para su partido político, el Partido Democrático Progresista (PDP), cuya aspiración es alcanzar la independencia de la isla en el futuro (Zhou, 2019). Las palabras de Lai han sido interpretadas también como una acción deliberada para atraer votos de la población más joven, de cara al proceso interno del partido para elegir a su candidato para las próximas elecciones presidenciales de este año.

De la misma manera, el presidente del KMT, Wu Den-yih (Wu Dunyi) expresó que la consolidación de la democracia en Taiwán fue un proceso derivado, en parte, de las ideas contenidas en los escritos de los intelectuales del Movimiento del Cuatro de Mayo, incluidos aquellos que migraron finalmente a la isla, como Hu Shih y Zhang Wojun (Wang, 2019). Algunos eventos académicos, como la exposición conmemorativa en el Pabellón de Historia de la Universidad Nacional de Taiwán y el simposio académico organizado por la Academia Sínica, entre otros, también buscaron resaltar la conexión entre la adopción de un sistema político democrático en Taiwán y las nociones propuestas por los líderes del movimiento estudiantil. Algunos estudiosos del tema, como el historiador sino-estadounidense Yu Yingshi, fueron más allá, advirtiendo sobre la necesidad de fortalecer la libertad científica y la democracia en la isla, aunado a la crítica del funcionamiento del modelo de “un país, dos sistemas” implementado en Hong Kong, y con el que el gobierno de China continental busca alcanzar la reunificación con Taiwán (CNA, 2019).

Diferentes realidades, diferentes énfasis

Indudablemente, después de cien años de iniciadas las protestas estudiantiles que dieron pie al Movimiento del Cuatro de Mayo, su legado sigue siendo un tema de intenso debate en las sociedades étnicamente chinas. Mientras que el gobierno de China continental busca celebrar dicho aniversario enfatizando el patriotismo de los iniciadores del movimiento, con el fin de enaltecer el sentimiento nacionalista de cara a las amenazas derivadas de la difícil situación en sus vínculos económicos con Estados Unidos; en Hong Kong y Taiwán, los políticos y académicos buscaron resaltar los llamados a la democracia hechos por importantes líderes del movimiento, con el fin de demostrar que este tipo de sistema político también es compatible con la herencia y los valores confucianos, especialmente de cara a las complicadas relaciones que mantienen con Beijing. Todo ello es muestra de la complejidad y la importancia de un hecho que, aunque ocurrido hace un siglo, sigue siendo de gran relevancia para entender el presente y repensar el futuro sociopolítico de China.

Referencias

Central News Agency-CNA (2019). “Wusi bainian – Yu Yingshi pan Taiwan baochi minzhu renqing Zhonggong weixie”, en Lianhe Xinwenwang, consultado el 3 de mayo, en línea, https://udn.com/news/story/7314/3790688

Fenby, Jonathan (2013). The Penguin History of Modern China, 2a. edición. (Londres: Penguin Books).

Furth, Charlotte (1983). “Intellectual change: from the Reform movement to the May Fourth movement, 1895–1920”, en John K. Fairbank (coord.), The Cambridge History of China, Volume 12: Republican China, 1912–1949, Part 1, pp. 322-405. (Cambridge: Cambridge University Press).

Huang, Cary (2019). “100 years on from China’s May Fourth Movement, its message is being co-opted by the Communist Party” en South China Morning Post, consultado el 5 de mayo, en línea, https://www.scmp.com/week-asia/politics/article/3008810/100-years-chinas-may-fourth-movement-its-message-being-co-opted

Mitter, Rana (2005). A Bitter Revolution: China’s Struggle with the Modern World. (Oxford: Oxford University Press).

Wang, Yuzhong (2019). “Wusi yundong bainian-Wu Dunyi: Chixu gaoju minzhu, kexue de jinbu jiazhi”, en Lianhe Xinwenwang, consultado el 3 de mayo, en línea, https://udn.com/news/story/6656/3792079

Zhou, Siyu (2019). ““Wusi yundong bainian” pi dui’an yu wuli, jingji donghe Taiwan. Lai Qingde: Zhongguo zao wangle wusi yundong de minzhu jingshen” en The Storm Media, consultado el 4 de mayo, en línea, https://www.storm.mg/article/1247309?srcid=7777772e73746f726d2e6d675f6e756c6c_1561178459

Zou, Shuo (2019). “El legado del Movimiento del Cuatro de Mayo inspira a los jóvenes”, en Pueblo en Línea, consultado el 5 de mayo, en línea, http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2019/0506/c31621-9575372.html