La visita de Trump a India: sin mayores novedades

GEIRSA, Grupo de Estudios sobre India y el Sudeste Asiático de Rosario

Artículo de la Mag. Sabrina Olivera (Grupo de Trabajo sobre India y Asia del Sur, Comité de Asuntos Asiáticos, CARI; GEIRSA, UNR).

5 marzo, 2020 / geirsaprecsur

por Sabrina Victoria Olivera

trump y modi
El Presidente estadounidense Donald Trump y el Primer Ministro indio, Narendra Modi

El 24 de febrero de 2020, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, arribó a India para una visita oficial que duró dos días. Una gran multitud recibió al mandatario norteamericano en la capital del país, Nueva Delhi, y durante las horas en las que duró el acontecimiento fue agasajado en diversos lugares públicos e inclusive tuvo un intercambio con la prensa.

Durante el primer día, el mandatario estadounidense y el Primer Ministro indio, Narendra Modi, mantuvieron extensas conversaciones en torno a los lazos bilaterales. Las áreas abordadas fueron defensa, seguridad, comercio, tecnología e inversiones. Trump sostuvo que la relación entre ambos países nunca fue tan buena, haciendo alusión al vínculo que mantiene con el propio Modi con quien tuvo diversos encuentros en los últimos años.

Asimismo, se anunció un acuerdo de compra de equipamiento militar por parte de India a Estados Unidos, sobre todo de helicópteros. En relación a ello, parte de la agenda de la visita de Alto Nivel estuvo conformada por las conversaciones sobre la situación del Indo-Pacífico y el terrorismo. La condena en todas sus formas de este último flagelo fue refrendada por ambos mandatarios teniendo en consideración las bajas producidas en grupos tales como Al Qaida, ISIS, Jaish-e-Mohammad, Lashkar-e-Tayyiba y sus aliados. En efecto, según enunció Trump, un eventual acuerdo de paz relacionado con los talibanes -el cual aseguran que está a punto de alcanzarse- sería sin dudas una buena noticia. Siendo ambos países soberanos y democráticos, India y Estados Unidos persiguen una solución para Afganistán luego de 18 años de conflictos.

Tanto Trump como Modi exhortaron a Pakistán a que asegure que ningún territorio bajo su control sea utilizado para lanzar ataques terroristas, comprometiéndolo a que también persiga y condene a los responsables de ataques perpetrados al momento, tales como el ocurrido el 26 de noviembre de 2008 en Mumbai y Pathankot. Si bien en algunas oportunidades Trump insistió en oficiar de intermediario entre India y Pakistán en la diputa por la región de Cachemira, lo cierto es que en esta ocasión decidió adoptar una postura más prudente y evitar expresarse al respecto. La historia india y los documentos oficiales firmados oportunamente con Pakistán han demostrado que no se aceptará la intervención de terceras partes en el conflicto.

De ningún modo Trump hizo referencia a la delicada situación entre musulmanes e hindúes producida a lo largo y ancho del país surasiático en torno a la Enmienda a la Ley de Ciudadanía (CAA por su sigla en inglés), la elaboración de un registro de inmigrantes y la política pro hinduista que Modi llevaría adelante. Dicha conflictividad se mantiene desde hace varios meses, con foco en algunas Universidades de la capital nacional, habiendo alcanzado puntos álgidos bastante preocupantes en los momentos previos al arribo del Presidente norteamericano.

En otro orden, cabe agregar que, desde la asunción de Trump como Presidente de los Estados Unidos, el comercio bilateral con India creció notablemente al punto de ser socios comerciales muy importantes. Ahora bien, a pesar de los esfuerzos de ambos mandatarios para mostrarse en una relación de cordialidad y amistad, Estados Unidos no cesa de mencionar que India mantiene un accionar injusto en materia de comercio. Los puntos en los que no se acuerda son las tarifas y el déficit: Trump se refirió a Modi como un “duro negociador”.

Según lo informado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de India, como resultado de la visita de escasas 36 horas, se firmaron dos Memorandums de Entendimiento –uno sobre salud mental y otro sobre seguridad de productos médicos- y una Carta de Cooperación sobre combustible. Ello pone de manifiesto que, pese a los anuncios rimbombantes, ningún acuerdo de mayor relevancia fue suscripto por los representantes de ambas naciones. Aún así, teniendo en cuenta que India y Estados Unidos se necesitan mutuamente desde los aspectos comercial e incluso geopolítico, todo gesto es significativo y merece la especial atención del mundo.

Fuentes: