El Sudeste Asiático frente al COVID-19: una Aproximación (enero-abril 2020) – Parte II

Columna Especial COVID-19

Ezequiel Ramoneda

Más allá de que hubieron algunas medidas preliminares en enero y  febrero, estas estuvieron orientadas específicamente a China, buscando restringir o prohibir la llegada de personas provenientes de ese país, extendiéndose luego selectivamente a aquellas personas provenientes de Corea del Sur, Irán e Italia.

Cuadro 8. Marcos Legales e Institucionales para enfrentar al COVID-19 en el Sudeste Asiático (marzo-abril 2020)
Fuente: Elaboración propia

Fue recién a partir del 11 de marzo, cuando la Organización Mundial de la Salud declaro la pandemia, que los distintos gobiernos de la región adoptaron estrategias más abarcativas con profundos impactos sociales, cuyas medidas se pueden ver en los cuadros 8, 9 y 10. Junto con estas los gobiernos anunciaron distintos paquetes económicos para paliar el impacto económico de las medidas. El Banco de Desarrollo Asiático, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial estiman que las economías de la región verán menguar considerablemente su crecimiento económico, incluso llegar a decrecer, durante el 2020, según se indica en el cuadro 11.

Cuadro 9. Medidas Implementadas por los Gobiernos en el Sudeste Asiático para la Contención del Contagio del Coronavirus (marzo-abril 2020)
Fuente: Elaboración propia, con datos de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas

A partir de esta comparación entre los países, se puede indagar en las primeras consecuencias de la implementación de las medidas por los gobiernos de la región frente al contagio del COVID-19. En principio todos los países llevaron adelante cancelación de eventos artísticos y de entretenimiento, como el cierre temporario de establecimientos administrativos, educativos y religiosos. Por otro lado, medidas drásticas como cuarentenas nacionales han sido de último recursos, prefiriéndose cuarentenas regionales y toques de queda parciales, como Thailandia, Vietnam, Indonesia y Filipinas. De ahí que la cuestión sensible ha sido la identificación, seguimiento y contención de los casos confirmados.

Cuadro 10. Índice de Rigor de Medidas Implementadas por los Gobiernos en el Sudeste Asiático para la Contención del Contagio del Coronavirus (marzo-abril 2020)
Fuente: Seguidor de Respuestas de Gobierno por el Coronavirus de la Escuela de Gobierno Blavatnik de la Universidad de Oxford

Algunos países que buscaron dimensionar el contagio rápidamente, por medio de campañas de pruebas, además declaraciones de salud y certificados médicos, como Vietnam, Singapur y Brunei, los cuales fueron seguidos luego por Thailandia, Malasia, Indonesia y Filipinas. Esto fue complementado con cuarentenas de 14 días obligatorias para casos confirmados y sus contactos, tanto domésticos como cualquier persona que llegase al país. La eficacia en la identificación y la contención ha sido clave, cuestión a partir de la cual se puede comparar la situación entre los países.

Cuadro 11. Estimaciones de Crecimiento Económico de los Países del Sudeste Asiático 2020
Fuente: Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales

Se puede destacar que en los primeros momentos no hubo un abordaje regional articulado entre los países, sino que predominaron las respuestas nacionales unilaterales. Donde se apreció esto particularmente fue en los cierres de fronteras y las restricciones iniciales para el traslado de personas nacionales de un país que se encontraban en otro. A esto se sumó la suspensión del transporte internacional que desarticulo diversas cadenas de producción y líneas de suministros regionales. Un sector especialmente afectado fue el comercio de commodities, específicamente de arroz, alimento esencial de la dieta de los pueblos asiáticos y cuya producción y comercialización se trata de una cuestión de seguridad alimentaria. La decisión de los países exportadores de restringir exportaciones para asegurar el aprovisionamiento interno ha generado preocupaciones en los países importadores.

Se puede apreciar esta tensiones entre iniciativas nacionales y abordaje regional en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), principal organización regional. En la Declaración sobre la Respuesta Colectiva de la ASEAN al Estallido de la Enfermedad del Coronavirus 2019 del 15 de febrero, realizada por Vietnam, país que preside la organización en 2020, se enfatiza la importancia de “la solidaridad de ASEAN” y “el espíritu de una Comunidad de ASEAN Cohesiva”. Entre otros aspecto, se destaca en la misma la importancia de mantener las economías y los bordes abiertos, y brindar apropiada asistencia consular a los ciudadanos de los países miembros que viven, trabajan y estudian en otros países de la organización.

Estos mismos puntos se repiten en la Declaración del Consejo Coordinador de la ASEAN, designado como el principal órgano de monitoreo, sobre el COVID-19 del 20 de febrero. Estos documentos asentaron los principios por los cuales orientar la cooperación dentro del bloque frente a la pandemia, pero también ponen la atención sobre los aspectos sensibles en los que esta cooperación tiene que articularse. En la Declaración de los Ministros de Economía de la ASEAN en el Fortalecimiento de la Resilencia Económica en Respuesta al Estallido de la Enfermedad del Coronavirus del 10 de marzo, se reafirma el compromiso de mantener la políticas de integración y apertura económica de la ASEAN, y la abstención de acciones que puedan crear presiones inflacionarias innecesarias o impactar adversamente en la seguridad alimenticia en la región, esforzándose en asegurar la disponibilidad de productos básicos y commodities. Se apreciar también la promoción de tecnologías y comercio electrónico para favorecer el mantenimiento de las operaciones de las empresas. 

Luego de estos primeros momentos, la ASEAN ha empezado a acercar posiciones entre las iniciativas nacionales de los países y coordinar la cooperación regional para responder a la pandemia de una manera más coherente y multilateral. El 7 de abril se organizó el encuentro de los Ministros de Salud de la ASEAN para mejorar en el intercambio de información, experiencias y hechos respecto de las respuestas nacionales al COVID-19. También poder movilizar iniciativas y programas como la Red del Centro de Operaciones de Emergencia de la ASEAN para emergencias de salud públicas, y la Red de Laboratorios de Salud Publicas Regional. Finalmente los mandatarios de los países miembros de la ASEAN participaron de una cumbre especial el 14 de abril por videoconferencia. En la misma se planteó de la importancia de un abordaje coherente, de la “ASEAN-como-un-todo”.  Entre otras cuestiones, acordaron establecer un fondo de respuesta común para emergencias de salud pública, e intensificar la cooperación en materia de salud, asegurando las cadenas regionales de suministro de medicamentos, productos y equipos médicos. También se propuso la creación de un manual de estándares de la ASEAN para las emergencias de salud pública.

A parte de reforzar la “solidaridad” interna, se buscó sostener la “centralidad” externa de la asociación en la arquitectura multilateral regional. Mientras que la pandemia ha obligado a reprogramar o cancelar reuniones de alto-nivel, incluida  la 36° Cumbre de la ASEAN, la organización ha mantenido su funcionamiento por medio de reuniones online con sus principales socios de diálogo. Así, el mismo día de la Cumbre Especial, tuvo lugar una cumbre especial del foro ASEAN+3 para atender a la pandemia del COVID-19. En esta se buscó, entre otras cuestiones, fortalecer el sistema de alerta temprana en la región para pandemias y otras enfermedades epidémicas, así como el intercambio regular, oportuno y transparente de información y experiencias en tiempo real sobre la situación en el terreno y las medidas tomadas por cada país en la lucha contra COVID-19, destacándose el mecanismo de la Reunión de Altos Funcionarios de la ASEAN+3 para el Desarrollo de la Salud. Se planteó la posibilidad de establecer la Red del Centro de Operaciones de Emergencia de la ASEAN+3 para emergencias de salud públicas. También profundizar la cooperación regional en materia de seguridad alimentaria, al buscar disponer de la Reserva de Arroz de Emergencia de la ASEAN+3. 

Conclusión

El impacto de la pandemia del coronavirus en los países de la región del Sudeste Asiático marcara un antes y un después, como en el resto de los países del mundo. Estos primeros meses sólo se ha podido apreciar algunos resultados preliminares de las estrategias implementadas por los distintos gobiernos para mitigar la pandemia. Países donde han actuado rápidamente, protegido el sistema de salud pública, y contenido eficientemente a casos confirmados, como Vietnam y Brunei, y otros que viceversa tardaron en la respuesta, han sobrecargado el sistema de salud pública, y han enfrentado inconvenientes al contener casos confirmados, como Indonesia y Filipinas. Pero al momento es muy difícil afirmar éxitos y fracasos rotundos cuando hay una dinámica compleja entre prioridades en materia de salud pública y económica, aspectos ambos que redundan en el bienestar de la población, y una buenas dosis de improvisación sobre la marcha para abordar un acontecimiento que desafía experiencias de los últimos años, como el SARS en 2003. Finalizado estos meses, queda por observar cómo se planteará la transición hacia la nueva normalidad, reformulando las formas de sociabilidad y de hacer negocios de las poblaciones. Al respecto de esto último, uno de los posibles efectos favorables de la pandemia sea la restructuración de algunas actividades de las cadenas regionales de producción, y por lo tanto atraer inversiones, fuera de China y hacia los países del Sudeste Asiático, profundizando el proceso de desacoplamiento iniciado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Otro efecto a destacar sea en el sector del comercio electrónico y otros procesos asociados a la digitalización de servicios, aspectos asociados a la cuarta revolución industrial. La baja en el precio internacional del petróleo, como consecuencia de la sobreabundancia originada de la drástica caída en el consumo del transporte (y las tensiones entre Arabia Saudita y Rusia), puede favorecer rápida reactivación del comercio y, especialmente el turismo.

Pero esto no vendrá sin desafíos. La amenaza del COVID-19 seguirá largo tiempo presente, hasta que se encuentra una vacuna o se generen inmunidades colectivas. Los indicadores son parciales, por no decir que subestiman la gravedad del contagio. Los datos de mortalidad causada por el coronavirus se sustentan principalmente en los fallecimientos registrados en establecimientos médicos, pero estos son sólo un parte. Hay indicios de un creciente exceso de mortalidad. Por tomar un ejemplo, históricamente en Jakarta se registran unos 3.000 entierros al mes, pero durante los meses de marzo y abril de 2020, la ciudad registró aproximadamente 8800 entierros, lo que sugiere un exceso de al menos 2.800 muertes por encima del promedio histórico.

Con este trasfondo, los sistemas de salud pública seguirán siendo el principal frente de batalla en lo que es considerado una guerra. Los más vulnerables de esta guerra, además de los grupos de riesgos etarios, son los habitantes de escasos recursos de las ciudades. Los países del Sudeste Asiático cuentan con varias de las mayores mega-ciudades del mundo, como Bangkok, Yakarta o Manila, y con varios de los mayores índices de densidad urbana del planeta. Los pobres que no puedan acceder a prestaciones médicas mínimas por un sistema sobrecargado, amenazado sus fuentes de ingresos por el impacto de las medidas adoptadas por los gobiernos, y una posible precarización del trabajo debido a los nuevos incentivos hacia la digitalización de los servicios de la economía, puede llevar a tensiones sociales que generen inestabilidad. Sin mencionar los problemas de género, donde las medidas de contención social han generado un incremento de casos de violencia contra las mujeres en los hogares.

Además, ha tenido lugar una mayor concentración del poder en los poderes ejecutivos, concretándose en ellos la toma de decisiones para enfrentar el virus, amparados en la declaración de estados de emergencia, entre otros mecanismos, lo que sumado a las medidas de distanciamiento social como cuarentenas y toques de queda que impiden reuniones públicas de personas y el potencial uso-dual de tecnologías para realizar seguimiento de individuos, todo esto puede presentarse como potenciales nuevas amenazas a los derechos humanos, en momentos en que los valores democráticos se encontraban debilitados. Algunos gobiernos se han apoyado en el nacionalismo, para motivar el compromiso de las poblaciones, mientras que algunos sectores de las sociedades de la región han visto en el extranjero, especialmente el chino, el causante de su penuria, aspectos que también puede desembocar en xenofobia.

Referencias

Analysis and Monitoring on Finance and Socio-Economic Issues Division (Abril 2020), «Economic Impact of COVID-19 Outbreak on ASEAN», ASEAN Integration Monitoring Directorate. (https://asean.org/storage/2020/04/ASEAN-Policy-Brief-April-2020_FINAL.pdf)

(15 de febrero de 2020), “Chairman’s Statement on ASEAN Collective Response to the Outbreak of Coronavirus Disease 2019”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/02/ASEAN-Chairmans-Statement-on-COVID-19-FINAL.pdf)

(20 de febrero de 2020), “Press Statement by the Chairman of the ASEAN Coordinating Council (on the Special Meeting of the ACC on COVID-19), ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/02/Press-Statement-of-the_Special-ACC-FINAL-20.2.2020.pdf)

(10 de marzo de 2020) “Strengthening ASEAN’S Economic Resilience in Response to The Outbreak of The Coronavirus Disease (COVID-19)”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/03/AEMR-26-Statement-on-COVID-19-FINAL-10.03.2020.docx.pdf)

(7 de abril de 2020), “Joint Statement Special Video Conference of ASEAN Plus Three Health Ministers in Enhancing Cooperation on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Response”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/04/Adopted-Joint-Statement_SVC.APTHMM_COVID-19.pdf)

(9 de abril de 2020), “Joint Statement Special Video Conference of The ASEAN Health Ministers in Enhancing Cooperation on Coronavirus Disease 2019 (Covid-19) Response”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/04/Adopted-Joint-Statement_SVCAHMM_COVID-19_20.04.07.pdf)

(14 de abril de 2020), “Declaration of the Special ASEAN Summit on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/04/FINAL-Declaration-of-the-Special-ASEAN-Summit-on-COVID-19.pdf)

(14 de abril de 2020), “Joint Statement of the Special ASEAN Plus Three Summit on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)”, ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/04/Final-Joint-Statement-of-the-Special-APT-Summit-on-COVID-19.pdf)

ASEAN Biodiaspora Virtual Center (8 de mayo de 2020), «Risk Assessment for International Dissemination of COVID-19 to the ASEAN Region», ASEAN. (https://asean.org/storage/2020/02/COVID-19_Report-of-ASEAN-BioDiaspora-Regional-Virtual-Center_8May2020.pdf)

The Economist Intelligence Unit, “2019 Global Health Security (GHS) Index”, Nuclear Threat Iniciative y the Center for Health Security at the Johns Hopkins Bloomberg School of public Health. (https://www.ghsindex.org/)

(16 de abril de 2020), «Tracking covid-19 excess deaths across countries», The Economist. (https://www.economist.com/graphic-detail/2020/04/16/tracking-covid-19-excess-deaths-across-countries)

 “ADB COVID-19 Policy Database”, Banco de Desarrollo Asiático. (https://data.adb.org/dataset/adb-covid-19-policy-database)

Assessment Capacities Project «ACAPS COVID-19: Goverment Measures Dataset», United Nations Office for the Coordination of Humanitarian Affairs. (https://data.humdata.org/dataset/acaps-covid19-government-measures-dataset#)

Blavatnik School of Government, “Oxford COVID-19 Government Response Tracker (OxCGRT)”, Universidad de Oxford. (https://www.bsg.ox.ac.uk/research/research-projects/coronavirus-government-response-tracker)

Riyanti Djalante, Jonatan Lassa, Laely Nurhidayah, Hoang Van Minh, Yodi Mahendradhata, Nguyen Thi Ngoc Phuong, Angelo Paolo L Trias, Michelle Ann Miller, Susanti Djalante, Muhammad Sabaruddin Sinapoy, (2020), «The ASEAN’s responses to COVID-19: A policy sciences analysis»,  PsyArXiv. (https://psyarxiv.com/8347d)

Southeast Asia Covid-19 Tracker, Center for Strategic & International Studies. (https://www.csis.org/programs/southeast-asia-program/southeast-asia-covid-19-tracker-0)

Searight, Amy (2020), “The Economic Toll of Covid-19 on Southeast Asia: Recession Looms as Growth Prospects Dim”, Center for Strategic & International Studies. (https://www.csis.org/analysis/economic-toll-covid-19-southeast-asia-recession-looms-growth-prospects-dim)

Searight, Amy (14 de abril de 2020), “Strengths and Vulnerabilities in Southeast Asia’s response to the Covid-19 Pandemic”, Center for Strategic & International Studies. (https://www.csis.org/analysis/economic-toll-covid-19-southeast-asia-recession-looms-growth-prospects-dim)

Bohmer, Alexander (4 de mayo de 2020), «COVID-19 crisis response in ASEAN Member States», OECD. (https://read.oecd-ilibrary.org/view/?ref=129_129949-ehsuoqs87y&title=COVID-19-Crisis-Response-in-ASEAN-Member-States)

Zachary Abuza (21 de abril de 2020), «Explaining Successful (and Unsuccessful) COVID-19 Responses in Southeast Asia», The Diplomat. (https://thediplomat.com/2020/04/explaining-successful-and-unsuccessful-covid-19-responses-in-southeast-asia/)

Prashanth Parameswaran (14 de abril de 2020), “COVID-19 in Asia: A Country-By-Country Guide – Southeast Asia”, The Diplomat. (https://thediplomat.com/2020/04/covid-19-in-asia-a-country-by-country-guide/#!#Myanmar)

Ee Ming Toh y Elaine Kurtenback (18 de marzo de 2020), «Asia’s Best Strategies Against Coronavirus: Track, Isolate, Communicate», The Diplomat. (https://thediplomat.com/2020/03/asias-best-strategies-against-coronavirus-track-isolate-communicate/)

Menon Jayant (28 de abril de 2020), “How Should ASEAN and ASEAN+3 respond to the COVID-19 crisis?”, Asia Pathways. The Blog of the Asian Development Bank Institute. (https://www.asiapathways-adbi.org/wp-content/uploads/2020/04/How-should-ASEAN-and-ASEAN3-respond-to-the-COVID-19-crisis.jpg)

Apornrath Phoonphongphiphat y Cliff Venzon (15 de abril de 2020), «Coronavirus exposes ASEAN divisions on rice security», Nikkei Asian Review. (https://asia.nikkei.com/Politics/International-relations/Coronavirus-exposes-ASEAN-divisions-on-rice-security)

Giulia Ajmone Marsan y Andrea Goldstein (22 de abril de 2020), «Covid-19 in Southeast Asia – Challenges Ahead», Economic Research Institute for ASEAN and East Asia. (https://www.eria.org/database-and-programmes/covid-19-in-southeast-asia-challenges-ahead/)