Asociación Latinoamericana de Estudios de Asia y África

Artículo: Colaboración biofarmacéutica Cuba-China, historia y realidades

Colaboración biofarmacéutica Cuba-China. Historia y realidades

Dr. Mario Antonio Padilla Torres
Investigador del CIPI

Resumen

Solo la cooperación bajo principios  filantrópicos, desprendidos de maldades puede enfrentar pandemias  como la enfermedad de la COVID -19. Durante más de dos años se ha luchado por salvar pueblos enteros de esa pandemia, donde se ha impuesto no solo la impiedad hacia el desvalido sino también la cura de ese mal universal.

Pero todavía hay vergüenza y sentido humano entre varios gobiernos que no se tornan rivales, sino buscan acercarse y de forma cooperada vencen la muerte por su amor al prójimo, ante la avalancha de dos pandemias la COVID -19 y el egoísmo cruel.

Por más de 20 años ha existido cooperación entre el gigante asiático y la pequeña isla del Caribe en la esfera biotecnológica y biofarmacéutica, este es un ejemplo que se reconoce y debe practicarse de forma universal.

Palabras claves

Cooperación, biotecnología, biofarmacéutica, empresas mixtas.

Introducción

El contexto histórico es factible, el desarrollo de la pandemia de la COVID- 19 ha propiciado que en nuestros países se desplegara un trabajo centralizado para enfrentar la misma, la existencia de diferentes centros de investigaciones relacionados con la biotecnología y la farmacéutica, constituyen los eslabones fundamentales de esta colaboración.

Científicos de ambos países han logrado en estos dos años propuesta para el mejoramiento de la salud humana contribuyendo que sean reconocidos los resultados de sus esfuerzos a nivel internacional, a pesar de la existencia del bloqueo comercial, financiero e informativo que Estados Unidos de América y las grandes trasnacionales del mundo practican contra nuestro país, la alianza estratégica con la República Popular China prospera en esta ciencia tan necesaria. El objetivo fundamental de este trabajo es, valorar de forma general la colaboración cubano-China en el ámbito biotecnológico y biofarmacéutico.

El Capital humano y la cooperación.

En 1965 se inauguró en Cuba  el Centro de Investigaciones Científicas (CNIC).En los años 80 del siglo pasado se planteó y desarrolló una estrategia de desarrollo biotecnológico   con la creación, en 1981, de un frente biológico del que formaron parte diversas instituciones científicas. A partir de ahí se comenzaron a fundar  instituciones, entre ellas: el Centro de Investigaciones Biológicas, más adelante, los  centros de Ingeniería Genética y Biotecnología ( CIGB),el de Producción de Animales de Laboratorio (CENPALAB), el Nacional de Biopreparados (BIOCEN),el de Inmunoensayo, el de Inmunología Molecular (CIM), el de Química Farmacéutica y el Instituto Finlay.

La XI Reunión del Grupo de Trabajo en Biotecnología Cuba-China,  reafirmó que la cooperación en los campos biotecnológico y farmacéutico ha sido un pilar fundamental de las relaciones entre ambos países. En ella se definieron los objetivos y prioridades para el período 2022-2023.

El trabajo conjunto en este sector por ambos países se ha venido desarrollando con excelsa primacía, especialmente a partir de 2004, con la firma del acuerdo bilateral y la creación del grupo de trabajo conjunto en la biotecnología. Esa cooperación se desarrolla a buen ritmo y son evidentes los resultados de las empresas mixtas en el proceso y obtención de anticuerpos, vacunas y fármacos novedosos.

La ayuda ofrecida en todo momento por parte de las autoridades de China a nuestro país en el enfrentamiento a la pandemia de COVID-19, sus instituciones y empresas, no solamente ha fortalecido la amistad  sino que, certifica el principio de colaboración mutua entre ambas naciones en los momentos más difíciles.

La vicepresidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, Lin Nian Xiu, señaló que en los últimos 20 años la cooperación biotecnológica entre Cuba y su país ha sido fructífera. (Cubadebate, 2022). Destacó que, “hemos logrado avances significativos en la cooperación biotecnológica Cuba-China”. China es actualmente el segundo mercado mundial en el sector farmacéutico. Sostuvo que los próximos cinco años serán claves en el desarrollo de la bioeconomía. “China proseguirá su trabajo en la inversión para impulsar la innovación en la biotecnología”. (Nian, 2022)

Ambas partes –dijo– han firmado cuatro memorandos de entendimiento sobre cooperación y el grupo de trabajo conjunto ha celebrado con éxito 10 reuniones. Se han emprendido más de 30 proyectos, incluidos los relacionados con anticuerpos monoclonales e interferones, comercializados en China y otros países. (Cubadebate, 2022)

El acercamiento de ambos países en este campo, fundamentalmente durante la pandemia, ha propiciado una nueva cooperación, que se complementan y es mutuamente beneficiosa

Tras el inicio de la pandemia ha habido una nueva cooperación, que es complementaria y recíprocamente provechosa. Al ritmo que se lleva el trabajo entre ambos países podrán llevar la cooperación en la biofarmacéutica a niveles superiores. Un ejemplo de los altos niveles alcanzados lo constituye las empresas mixtas Biotech Pharmaceutical Limited (BPL), Changchun Heber Biological Technology Co., Ltd (ChangHeber) y Heber-Shandong Lukang.

BPL continúa siendo una compañía exitosa, con un incremento en las ventas como resultado del uso continuado del Nimotuzumab, su producto líder, incorporado al seguro médico nacional de China para el tratamiento del cáncer nasofaríngeo.

Al abordar los resultados de la cooperación en 2019-2021, la Dra. Mayda Mauri Pérez, vicepresidenta primera de BioCubaFarma, sostuvo que la empresa mixta además, avanza en los estudios clínicos del fármaco para su registro en las indicaciones de cáncer de esófago, páncreas y cabeza y cuello. (Mauri, 2022)

Importante logro alcanzado fue la aprobación del proyecto de laboratorio conjunto Centro de Inmunología Molecular- Biotech Pharmaceutical Limited. Es de destacar también que la empresa mixta ChangHeber logró distribuir más de 189 000 viales de interferón alfa 2B humano recombinante en 11 provincias del país asiático. Ese fármaco se incluyó entre los 30 productos que China aprobó en sus protocolos de actuación contra la COVID-19.

La Dra. Mayda puntualizó que, “la empresa mixta concluyó en tiempo récord la facilidad productiva y se produjeron los lotes exigidos para culminar la transferencia de tecnología del componente proteico toxoide tetánico de la vacuna Quimi-Hib y la certificación de su proceso productivo. Se concluyó el ensayo clínico fase I de seguridad con resultados positivos y en mayo de 2021 se inició el estudio clínico fase III, que concluirá en 2023”. Recordó que Hubei China-Cuba Biopharmaceutical Co., Ltd logró la renovación del registro sanitario del Policosanol (PPG) en 10 mg por otros cinco años para su importación y venta. (Mauri, 2022)

La actual cooperación  anuncia:

  • Un complejo industrial Cuba-China para la producción del PPG y otros productos naturales en la nueva Zona de Desarrollo de Alta Tecnología del Lago Occidental de Wuhan.
  • El desarrollo del  establecimiento del Centro China-Cuba de Innovación Conjunta en Biotecnología, en la Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico de Yongzhou.
  • La expansión de proyectos y el desarrollo conjunto científico de medicamentos, vacunas y terapias innovadoras para el cáncer y enfermedades neurológicas e infecciosas, en beneficio de la salud de ambos pueblos.

La  vicepresidenta primera del grupo empresarial precisó  que “Los acuerdos de licencia y codesarrollo se han identificado como un modelo de negocios de beneficios y sinergias entre las empresas chinas y BioCubaFarma, que cuenta con un portafolio de alrededor de 20 proyectos innovadores para el mercado chino. Además, se llevan a cabo acciones para futuros proyectos con otras compañías del país asiático,”  (Mauri, 2022)  del sector biotecnológico y farmacéutico cubano.

En esta XI Reunión del Grupo de Trabajo en Biotecnología Cuba-China, también se habló de los logros del laboratorio conjunto de investigaciones en Neurotecnología Traslacional inaugurado en el 2015 y que ha unificado las capacidades del Centro de Neurociencias de Cuba y la Universidad de Ciencia y Técnica Electrónica de China, así como las publicaciones en revistas de la familia Nature y en Neurolmage, más la participación en un proyecto de mapeo cerebral humano y la diferencia entre individuos con daño cerebral por la COVID-19.

El Dr. Gerardo Guillén, director de Investigaciones Biomédicas del CIGB, habló sobre el protocolo, los medicamentos y la estrategia de Cuba en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19. También se refirió a Pan-Corona, una vacuna que desarrollan científicos de Cuba y China y que busca proteger ante posibles nuevas emergencias de cepas de coronavirus. (Guillen, 2022)

Por otra parte es necesario destacar,  que para potenciar la respuesta inmunológica por la vía nasal, un candidato vacunal al cual aspiramos se desarrolla un proyecto conjunto en Yongzhou, provincia de Hunan, se basa en la plataforma tecnológica desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología. Es una plataforma tecnológica similar a la del candidato vacunal Mambisa, actualmente en estudios clínicos en Cuba como dosis de refuerzo para convalecientes y personas que recibieron los esquemas primarios de vacunación.

En el cierre de la Undécima Reunión del Grupo de Trabajo en Biotecnología Cuba-China, el Dr. Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, concluyó que el encuentro estuvo marcado por el espíritu de hermandad y colaboración, “con una clara visión de que la alianza Cuba-China en el sector biofarmacéutico es estratégica para ambos países”.(Martínez, 2022)

Esta reunión ha demostrado el estado positivo de las relaciones entre ambos países y de un salto importante en el área de la biofarmacéutica, las proyecciones entre este año y el próximo estarán dirigidas a:

  • El incremento de las ventas de los productos biotecnológicos registrados en China: el Nimotuzumab, el INF-alfa, el PPG y el Hebernem.
  • Desarrollar diferentes estrategias dirigidas a la contratación de manufactura de terceros.
  • El intercambio estratégico sobre desarrollos normativos entre las agencias reguladoras de China y Cuba.
  • La búsqueda de empresas chinas interesadas en el modelo de licencia y/o empresas mixtas para el codesarrollo de los proyectos del grupo empresarial cubano hasta su registro y entrada al mercado chino.
  • La evaluación y ejecución de estudios clínicos, transferencias tecnológicas y el registro sanitario de los productos en ambas agencias.
  • Apoyar las propuestas de cooperación entre los ministerios de Salud de las dos nacionescomo parte de la voluntad de aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones efectivas contra la COVID-19, incluyendo el empleo combinado de vacunas sino-cubanas contra el virus.(Cubadebate,2022)
  • El trabajo conjunto en el diagnóstico y tratamiento de las secuelas producidas por la enfermedad COVID-19.
  • Continuar promoviendo las inversiones de compañías chinas en Cuba, especialmente en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, para construir plantas de productos biofarmacéuticas, y diversificar la participación de las empresas del país asiático en los suministros que necesita la industria biofarmacéutica de la Isla.
  • La construcción conjunta de laboratorios, zonas y parques de desarrollo industrial, y la exploración conjunta de mercados de terceros.
  • China y Cuba seguirán promoviendo la investigación conjunta y la información internacional.

Se puede apreciar, hacia donde debe estar dirigida la cooperación, es un ejemplo de cómo debe enfrentarse problemas globales de la humanidad, así como las acciones que de conjunto se deben desarrollar de forma complementaria.

Epílogo necesario.

La pandemia  de la COVID-19, hizo emerger vaivenes positivos y negativos, desde lo profundo de los seres humanos hasta la sociedad internacional, se sintieron esas sacudidas tenebrosas que surgieron, teniendo al mundo todavía en incertidumbres futuras.

Al mismo tiempo se destaca la solidaridad entre gobiernos, que de forma generosa  y altruista han luchado por sus pueblos en una cooperación sana, bilateral y humanitaria, la pandemia también aceleró el camino de la cooperación por combatir una pandemia que ha ocasionado millones de muerto en todo el orbe.

China un país de gran desarrollo  científico-tecnológico de sentimiento y que ha demostrado su sentido solidario obviando el egoísmo y la maldad, está cooperando con un país del tercer mundo lleno de dignidad y de un potencial científico que solo una revolución como la cubana puede alcanzar.

El desarrollo del  capital humano en Cuba desde momentos tempranos, ha posibilitado tener hoy científicos muy calificados capaces de trabajar de conjunto con países del primer mundo en una esfera tan necesaria en estos tiempos como es la biotecnología y biofarmacología.


*-Mario Antonio Padilla Torres es Dr. en Ciencias Filosóficas, Universidad de la Habana, Máster en Ciencias Históricas, está Diplomado en Cultura, Ministerio de Cultura de Cuba, Licenciado en Ciencias Políticas, Bakú, Azerbaiyán. Secretario Académico,  Profesor e Investigador Titular del Centro de Investigaciones de Política Internacional de la República de Cuba. (CIPI), actualmente es líder del proyecto investigativo “Oportunidades para Cuba de poder realizar investigaciones conjuntas con especialistas estadounidenses en el campo biofarmacéutico   hacia el 2025”.


Bibliografía.

II Congreso Nacional de ALADAA Perú

X Congreso Nacional de ALADAA Argentina

II Congreso del Caribe de ALADAA (Congresos Nacionales de Colombia, Costa Rica, México y Venezuela)

Categorías